Entrevista a mn. Barceló, director de las Jornadas de Cuestiones Pastorales

Los próximos días 27 y 28 de enero tendrán lugar en Premià de Dalt las 44 Jornadas de Cuestiones Pastorales, que organiza el Centro Sacerdotal Montalegre anualmente. Su director, mn. Albert Barceló, explica la presente edición, centrada en el Apóstol de los gentiles.

Últimes notícies

Las Jornadas de Cuestiones Pastorales suelen elegir como tema central de reflexión y debate algún ámbito de especial actualidad. El año pasado fue la figura de Jesús, a propósito del libro de Benedicto XVI "Jesús de Nazaret", y hace dos el Ecumenismo, con motivo de la Asamblea Ecuménica Europea. Este año es el turno de san Pablo: no es casualidad que tenga lugar en pleno año Paulino establecido por el Santo Padre.

¿Qué nos puede decir san Pablo, a los cristianos de hoy?

Hemos elegido para las Jornadas de este año la figura de san Pablo porque celebramos en toda la Iglesia un año Paulino y porque el pasado mes de octubre también se celebró en Roma un Sínodo de Obispos sobre la Palabra de Dios. Pablo dirá de él mismo al final de su vida que ha sido constituido maestro de los paganos en la fe y en la verdad. Debería tener presente todo el itinerario de su vida y debería ser consciente de que su mirada no se dirigía sólo al pasado sino también al futuro: “maestro de los paganos”. Parece claro que esta expresión se abre al futuro, a todos los pueblos y a todas las generaciones que esperan el mensaje de salvación que viene del Evangelio. Por lo tanto, san Pablo no es una figura del pasado que es necesario venerar; es a la vez maestro y apóstol de Jesucristo y dada su acción evangelizadora y su producción literaria, un vehículo fundamental de la Palabra de Dios en el Nuevo Testamento. Todo esto puede decir Pablo a los cristianos de hoy y por esto le hemos escogido como tema de las Jornadas.

El lema elegido es "abierto a las culturas, apasionado por el Evangelio". ¿Por qué?

El lema que encabeza el programa de las Jornadas de este año hace referencia a dos ejes centrales en la vida del Apóstol. Por un lado su pasión por el Evangelio que es pasión por Jesucristo. Jesús se le hace presente camino de Damasco, cuando Pablo perseguía la Iglesia naciente, y le cambia la vida, le hace ver cuál es su verdadera vocación. Desde entonces toda su actividad es la predicación del Evangelio de Jesús. Y para cumplir esta misión san Pablo no tiene miedo de ir por todo el mundo conocido en aquel tiempo; sus viajes misioneros nos lo muestran por todo el mundo y también en Atenas y en Roma, los dos grandes focos culturales del Mediterráneo en aquellos tiempos.

¿Encuentra similitudes, entre la Europa que Pablo evangelizó y la Europa actual?

No sé si es posible precisar estas similitudes entre la Europa de Pablo y la nuestra: han pasado muchos siglos y las cosas son muy distintas; pero sí que me atrevería a afirmar que la tarea de los cristianos del siglo XXI es esencialmente la misma de Pablo al inicio del cristianismo: necesitamos enamorarnos de Jesucristo, que es el único que salva al hombre y le puede hacer feliz; y también necesitamos no tener miedo de nada a la hora de transmitir este mensaje salvífico. Hemos de querer a todo el mundo viendo las cosas positivas que tienen todos los pueblos y todas las culturas, pero debemos ser testigos creíbles del amor de Dios a los hombres y así haremos patente el gran sí que es la fe cristiana, tal y como recuerda a menudo Benedicto XVI.

¿Qué aspectos se tratarán en las sesiones de las Jornadas?

Como se puede adivinar, hemos tenido que seleccionar y acotar los diversos aspectos a tratar sobre la vida y la enseñanza de san Pablo, cosa que no es fácil ya que son abundantes. Pero hemos procurado tratar las dimensiones más importantes y las que pueden ser más útiles a los asistentes a las Jornadas. No se debe olvidar que las Jornadas son “Pastorales” y por tanto están más centradas en aspectos de la vida y del actuar de los sacerdotes y de su acción pastoral.

Habrá sesiones dedicadas a la Palabra de Dios, a la santificación de las realidades ordinarias, a la centralidad de Cristo, al aspecto comunicador de Pablo, a las posibilidades de su estancia en Tarragona. Todo, claro está, bajo la perspectiva de la enseñanza paulina. En fin, diversos aspectos y todos ellos muy interesantes y desarrollados por verdaderos expertos en las materias, tanto de nuestro ámbito como de diversas Universidades, en concreto de Pamplona y de Roma. La sesión de clausura correrá a cargo del Arzobispo de Tarragona, Mons. Jaume Pujol que pocas horas antes habrá cerrado, en su sede tarraconense, el año Jubilar de los santos Fructuoso, Augurio y Eulogio.

Las Jornadas llegan a su 44 edición. ¿Cuál es su objetivo?

Realmente tengo que decir que es un gozo muy grande organizar un acontecimiento que lleva casi medio siglo de existencia. En estos 44 años han sido muchos los sacerdotes que se han beneficiado de estas sesiones, tanto en las ediciones que han tenido gran eco, como las que señalaba usted en la primera pregunta, como en todas las otras.

El Centro Sacerdotal Montalegre, de la Sociedad Sacerdotal de la Santa Cruz, asociación sacerdotal inseparablemente unida a la Prelatura del Opus Dei, organiza estas Jornadas a sabiendas de la importancia capital que tiene la formación permanente del clero; de hecho este es el único objetivo que nos mueve cada año a organizar este encuentro que pretende ser, además de una oportunidad de mejorar la propia formación sacerdotal, una ocasión para poner en común las propias experiencias pastorales y unas horas de verdadera comunión y fraternidad sacerdotal.